Compost para macetas

El compost es un preparado especial de tierra, que sustituye al suelo natural en el que se reproducen y establecen las plantas. Para llevar a cabo estas funciones, tiene que cubrir ciertos requisitos como, por ejemplo, retener agua, estar bien aireado, contar con los nutrientes necesarios y conducir el calor. Los elementos que constituyan al compost deberán facilitar estas condiciones y mantenerlas durante toda su vida activa. Para prevenir enfermedades, plagas y malas hierbas, estos componentes tienen que estar esterilizados.

Cada especie precisa una mezcla de tierra y el abono apropiado para crecer de manera saludable. La calidad de la tierra es muy importante porque en ella residen todos los nutrientes necesarios para alimentarlas. En la actualidad, la mayoría de los compost o preparados que se venden son denominados sin tierra, dado que están elaborados de turba, fertilizantes y resaca. Las tierras varían según su composición. Según la proporción de cada componente, se tipifican de esta manera:

Temperatura, luz, aire y agua son las cuatro variables que debes tener en cuenta a la hora de crear el microclima ideal en tus plantas. Si tu propósito es que estén saludables y duren mucho tiempo, es importante que tengas en cuenta algunas claves para que tus plantas se sientan en plena naturaleza, aunque estén dentro de tu casa. La clave está en rodearlas de condiciones similares a las de su hábitat.

La Felicia o Aster pappei es una planta arbustiva que se cultiva popularmente en Sudáfrica, dado a la abundante profusión de flores azuladas muy similares a las Margaritas. Pocas veces exceden los 45 cm de alto y son ideales para plantar en macetas; aunque hay algunas especies que pueden resultar apropiadas para adornar los alféizares de una ventana.

La Vinca forma un grupo pequeño de plantas encantadoras, la gran mayoría son arbustos de hoja perenne, de lindo follaje y hojas repletas de colorido. Seis o siete son las especies que componen el género de la Vinca, pero solamente una de ellas es la que se cultiva como planta de interior y se denomina Vinca rosea, aunque también se la conoce como Catharanthus.

El Ranúnculus, Ranúnculo o Botón de oro, es un género amplio y muy variado, formado por aproximadamente 400 especies, entre las que se incluyen tipos herbáceos, acuáticos y alpinos. Entre ellas, hay diversas plantas silvestres muy conocidas, nativas de pastizales y praderas. Son las primeras en florecer en primavera, alegrando los setos antes de que finalice el invierno. El Ranúnculo ha sido siempre una planta de jardín popular durante mucho tiempo, tanto las especies silvestres como los cultivos, y muchas de ellas se prestan para ser cultivadas en macetas.

El Dianthus también conocido como Clavel chino, Clavel o Clavelina, es un gran grupo que incluye aproximadamente 300 especies de plantas perennes y anuales, además de una gran cantidad de variedades e híbridos. Sus flores son hermosas y cuentan con un aroma delicado.
Visita nuestros otros blogs: Ser chickas y Tu guía de bodas ¡Te esperamos!