Todo lo que debes saber sobre la Ripsalidopsis


La Ripsalidopsis es un atractivo cactus originario de las junglas de las regiones tropicales de Sudamérica. Se trata de una planta epifita, es decir, que crece sobre la rama de otro árbol para usarla como soporte más que en la tierra. Si quieres conocer sus cuidados y características, a continuación, te dejo toda la info de la Rhipsalidopsis, comúnmente denominada Santa Teresita.



La Rhipsalidopsis gaertneri originaria del sur de Brasil, es la especie más popular de las dos que se consiguen como plantas de interior. Ambas especies poseen tallos carnosos formados por segmentos aplanados y, en algunas ocasiones, estos pueden ser angulosos o de bordes prominentes. Sus segmentos son generalmente ovalados, con una forma similar a la de una hoja de 3,5 a 8 cm de largo con muescas suaves a su alrededor. Las flores son rojas y abundantes y crecen en la punta de los tallos, principalmente.

Cuidados de la Ripsalidopsis en primavera y verano

Luego de la floración, deberás disminuir la cantidad de agua durante dos semanas, sin incorporar ningún tipo de fertilizante y utilizando agua solamente para mantener humedecido el compost. Después de este período de descanso, deberás trasplantarla a principios de verano.
Para hacerlo extráela de la maceta, sacúdela para quitar el exceso de compost y reemplaza este por una mezcla nueva, utilizando un compost especial para cactus, o bien, hazlo tú mismo con tres partes de compost con base de turba y una parte de arena gruesa.


Si tu planta ha llenado la maceta, deberás pasarla a una más grande. Si decides plantarla en un cesto colgante, forra el recipiente con musgo esfagnáceo y, para lograr un conjunto mucho más grande, planta un par de ejemplares. Por ejemplo, en una maceta de 25 cm de diámetro puedes colocar tres ejemplares juntos.

Mantén la Ripsalidopsis resguardada del sol directo y colócala donde recibe la luz de manera abundante pero indirecta. Si las temperaturas llegan a sobrepasar los 18 °C, será conveniente trasladar la planta al exterior, colocándola en la sombra; pero no olvides de volver a llevarla al interior cuando comience el otoño o antes de que empiece refrescar.

Riégala regularmente y mantén el compost húmedo, pero no anegado. Una vez al mes, agrega fertilizante líquido al agua.

Cuidados de la Ripsalidopsis en otoño e invierno

Mantén la planta siempre iluminada, pero nunca las expongas directamente al sol. Riega para mantener el compost húmedo y cada dos semanas, agrega un fertilizante líquido el agua, aplicando la mitad de la cantidad que recomendada en la etiqueta del producto. A finales de invierno, aumenta la cantidad de agua cuando los primeros pimpollos comenzarán a aparecer. La Ripsalidopsis soporta una temperatura mínima de 13 °C y una máxima de 21 °C, siendo la ideal entre 13 y 16.

Propagación de la Ripsalidopsis

En invierno distribuye las semillas de manera uniforme sobre la superficie de la maceta y rellena con compost húmedo especial para cactus. Envuelve en una bolsa de plástico y mantén las semillas protegidas de la luz a una temperatura de 21 °C. Cuando las plántulas se hagan visibles, destápalas y llévalas a un sitio donde puedan recibir luz abundante e indirecta.

La propagación por esquejes es fácil. Luego del período de descanso, toma trozos de tallo, formados por dos segmentos y, de ser posible, con pequeñas raíces formadas. Si no lo consigues, deja los trozos secar durante dos o tres días y, después, introdúcelos en el compost habitual de forma que los tallos permanezcan rectos y solamente la parte inferior esté bajo tierra.

Especies de Ripsalidopsis


Ripsalidopsis gaertneri: también conocida como Schlumbergera gaertneri, es de origen brasileña. Sus tallos son arqueados y sin hojas que pueden llegar a alcanzar hasta 30 cm de largo. Los mismos se encuentra formados por una cadena de segmentos ovalados y carnosos con bordes mellados. Las flores son rojas y abundantes.

Ripsalidopsis Rosea: es originaria de la región tropical del Paraná, Brasil. Sus tallos se encuentran formados por segmentos similares a la Ripsalidopsis anterior, pero más pequeños, aplanados y teñidos ligeramente de rojo. Sus flores son rosas.

Híbridos de Ripsalidopsis: estos híbridos se consiguen artificialmente cruzando la Ripsalidopsis Gaertneri y Rosea. El <<Graeseri>> posee flores rojizas, el <<Elektra>> púrpuras y el <<Rosea>> anaranjadas.

Te recomendamos leer:


Problemas de la Ripsalidopsis

Algunos problemas de la Ripsalidopsis habituales son la cochinilla algodonosa normal y la de raíces. Para combatirlas deberás utilizar un insecticida con base de malathion, o bien, quitar las protuberancias con un algodón empapado en alcohol metílico. En el caso de que afectara a las raíces, deberás lavar toda la mata, quitar el compost, sumergirla durante dos horas en una solución insecticida sistémico y, posteriormente, trasplantarla en compost fresco.

Los insectos de raíz pueden atacar a la Ripsalidopsis. Examina el compost en busca de larvas pequeñas y blancas y huevos diminutos. Usa un insecticida sistémico en el compost con el agua de riego.

Si te ha gustado este artículo sobre las características y los cuidados de la Ripsalidopsis, deja tu comentario y no te olvides de compartirlo. ¡Gracias!

Imágenes cortesía de: Higgsnursrey (https://higgsnursery.com/2013/07/20/rhipsalidopsis/), ndrwfgg (https://www.flickr.com/photos/ndrwfgg/15799946001/sizes/l), Gardens online (http://www.gardensonline.com.au/GardenShed/PlantFinder/Show_1051.aspx) todos los derechos reservados.

Si te ha sido útil el post y quieres valorar mi esfuerzo: